Generalitat de Catalunya

Acceso al contenido (Alt + 1)
Acceso al menú de la sección (Alt + 2)

Actualidad

La actualidad de gencat, cuando y donde quiera
Envia por correo
Inicio > Actualidad
Martes, 9 de febrero de 2010 - 16:00h

Reforma del impuesto de sucesiones y donaciones



Antoni Castells, consejero de Economía y Finanzas

Gracias a la nueva regulación aprobada, el impuesto de sucesiones desaparece para el 94% de los contribuyentes

El Gobierno ha aprobado el Proyecto de Ley de regulación del impuesto sobre sucesiones y donaciones. Con esta reforma, se incorpora en un solo cuerpo jurídico las modificaciones de este impuesto que se han hecho en los últimos meses.

Gracias a la nueva regulación, el impuesto de sucesiones desaparece para el 94% de los contribuyentes y pasa a ser un tributo que pagarán exclusivamente los grandes patrimonios. De esta manera, se corrige las situaciones de injusticia que se daban en la actualidad -cuotas excesivamente elevadas para los patrimonios pequeños y medios- y, a la vez, mantiene la función social de este impuesto: redistribuir la riqueza y contribuir a la igualdad de oportunidades.

Elementos destacados de la reforma

  • Se eleva de forma radical los mínimos exentos, que pasan de 18.000 a 500.000 euros (más un máximo de 150.000 adicionales) para las herencias entre cónyuges y de 18.000 a 275.000 euros (más un máximo de 125.000 adicionales) para las herencias de padres a hijos.

  • Se mantiene la bonificación del 95% para la vivienda habitual del difunto, con un límite de 500.000 euros. Además, la tarifa pasa de 16 a 5 tramos y se suprimen los coeficientes multiplicativos para el patrimonio preexistente.

  • Como resultado de estas modificaciones y una vez completada la reforma, un 99% de las herencias entre cónyuges y un 97,5% de las transmisiones entre padres e hijos dejan de tributar.

  • Hay una nueva reducción del 95% para las donaciones para constituir la primera empresa. Esta reducción está especialmente diseñada para fomentar las acciones emprendedoras entre los jóvenes y el mantenimiento de la actividad empresarial.

  • Las personas que hereden la vivienda habitual del difunto podrán mantener la reducción del 95% aunque se lo vendan antes de 5 años, siempre que destinen los recursos a adquirir su propia vivienda habitual.

  • Se incrementa la reducción para seguros de vida y pasa de 9.380 a 25.000 euros el importe máximo de la reducción para las primas vinculadas a los seguros de vida.

  • Se mejoran las reducciones para las personas discapacitadas.



Compartir: Enlace en Facebook Enlace en Delicious Enlace en Technorati Enlace en Yahoo Enlace en Latafanera Enlace en Meneame
Aviso legal | Accesibilidad | Sobre gencat | © Generalitat de Catalunya